Loading

Continúa malestar por falta de equipo de protección

En condiciones que violentan los derechos humanos y laborales, un grupo de más de 40 trabajadores petroleros, desde hace 12 días, hacen guardia en el edificio administrativo de Petróleos Mexicanos (PEMEX), para que realizar el cambio de botas, ante el mal estado de este equipo de protección personal, sin el pago de viáticos, ni baños para realizar sus necesidades fisiológicas.

Denunció lo anterior,  el secretario general del Frente de Petroleros Liberales de México, A.C., Gerardo Velázquez Dorantes, quien destacó que existen trabajadores que se han negado a subir a las plataformas marinas de PEMEX, por la mala calidad de sus calzados, ya que ello representa un riesgo para sus integridad, pero también un peligro para sus compañeros y para las instalaciones.

“Aquí en tierra, los compañeros acuden a diario a las oficinas del administrativo de PEMEX en la calle 33, para realizar los cambios de sus botas, sin embargo, al no haber el equipo que reúna las características y la calidad que es requerida, permanecen en guardia en estas instalaciones, buscando la sombra, bajo el intenso calor y sin los sanitarios para poder llevar a cabo sus necesidades fisiológicas, lo cual es inhumano”.

Significó que de la misma manera, que pese a la permanencia de estos trabajadores en las instalaciones administrativas de PEMEX, en un período de ocho horas diarias, no reciben el pago correspondiente de viáticos, como lo marca el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).

Velázquez Dorantes manifestó que al igual que sucede en el edificio administrativo de PEMEX, en varias plataformas marinas, se tiene conocimiento que compañeros petroleros permanecen en las oficinas del área de seguridad industrial o del superintendente, sin poder acudir a las áreas de trabajo, por la falta de equipo.

“El problema de la falta de botas, va más allá de un capricho de los trabajadores, sino es una necesidad de seguridad, que es exigida por los propios supervisores de Seguridad Industrial de PEMEX, por los riesgo que representa estar en las áreas industriales, sin el equipo de protección personal”.

Sostuvo que en días pasados, arribó a la isla un cargamento de botas, las cuales continúan siendo de mala calidad, las cuales, a unos cuantos días de encontrarse en el área, se despedazan o agrietan, por lo que los obreros no las han aceptado.

Indicó que se espera el pronto cumplimiento de las instrucciones de buscar de manera inmediata, los mecanismos que permitan la licitación para la adquisición del equipo de protección personal necesarios, para evitar el violentar el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT).