Loading

Recuerdan a las mamás fallecidas en su día

Desde muy temprano se observó gran afluencia a los panteones

 

El día de las madres también removió las fibras más sensibles de quienes han perdido a un ser querido. En los panteones de Ciudad del Carmen desde muy temprano se observó una gran afluencia de quienes llegaron a visitar y llevar flores en este 10 de mayo, a aquellas mujeres que dieron vida, cuidado y amor, pero no están ya más físicamente.

Los panteones Colonia y Último Paseo abrieron en punto de las siete de la mañana, por lo que se vio la afluencia de personas que llegaban con cubetas, escobas y trapos para limpiar, sin olvidar un arreglo de flores y una veladora para encenderle a ese ser amado, cuyos restos yacen en esos camposantos.

En el panteón viejo, con menor cantidad de difuntos, pero también con muchas tumbas antiguas, el movimiento era bastante, sin embargo, no requirió más que paciencia para transitar y buscar donde estacionarse, ya que enfrente están los negocios de flores, lo que limitaba la facilidad para descender de las unidades.

Algunas criptas fueron limpiadas por los familiares de ese difunto, colocaban el arreglo floral, encendían una veladora, decían algunas palabras y pasaban un momento de reencuentro con las madres, ese ser amado que murió, pero que, a decir de José Calderón Centeno, siempre seguirá doliendo la ausencia y acudirá hasta que después sea el a quien visiten en el panteón.

En tanto, en el panteón Colonia aun cuando no se había considerado una misa, fue en punto de las 10 horas cuando se ofreció una eucaristía en honor a las madres que viven para amar a sus hijos, pero también en honor a quienes descansan en paz. En ese camposanto, fue cerrada la vialidad para dar seguridad a los cientos de personas que acudieron en este 10 de mayo.

Algunos celulares o bocinas sonaban en el interior de los panteones, “Las Mañanitas” o alguna otra preferida de las madres difuntas se entonaban, mientras que no pudieron faltar los guitarristas, mariachis, quienes hicieron que el recorrido por los camposantos y las visitas por el 10 de mayo, reflejara en algunos rostros tristeza y llanto, al recordar a ese ser amado.