Loading

A comprobar las acusaciones contra Alito, reta el PRI

Al condenar la creciente ola de violencia en el Estado y sentenciar que la seguridad no es un capricho, el coordinador parlamentario del PRI en el Congreso local, diputado Ricardo Medina Farfán, insistió en la comparecencia de los titulares de la SPSC y FGECAM, Marcela Muñoz Martínez y Renato Sales Heredia, respectivamente, a quienes responsabilizó de la inseguridad que recrudece en la Entidad.

Manifestó que las recientes ejecuciones y balaceras ameritan total atención de las autoridades, pues no podemos darnos el lujo de permitir que estos sucesos sigan incrementándose en nuestra Entidad.

“Es urgente que cesen estos sucesos lamentables que están ocurriendo en Carmen, pero también en otras partes del Estado. No podemos darnos el lujo de perder la paz y la tranquilidad”, asentó, y lo atribuyó a las pésimas condiciones económicas del país y del Estado, así como a la presencia de grupos delictivos, reconocido por las propias autoridades locales.

Sin que esto sea una alarma –atajó– tenemos que estar cada vez más atentos, pero eso no menoscaba la responsabilidad de quienes encabezan las instituciones de seguridad en el Estado, de tener un plan y una estrategia efectiva.

Por otra parte, el legislador priista retó a los gobiernos Federal y Estatal, y al partido MORENA a presentar formal denuncia en contra del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, por los audios en los que presuntamente confiesa actos de corrupción, y aportar las pruebas correspondientes.

“Cualquier señalamiento que se haga, se debe de investigar conforme a la Ley, tiene que haber imparcialidad, objetividad y la presunción de inocencia”, remató.

No obstante, dijo que también debe investigarse a los hermanos del presidente Andrés Manuel López Obrador por recibir dinero de dudoso origen, así como el desfalco por más de 34 millones de pesos que habría cometió la gobernadora Layda Sansores San Román cuando fue alcaldesa de la alcaldía Álvaro Obregón.

Y sancionar a los involucrados, como su sobrino Gerardo Sánchez Sansores y su prestanombres y actual vocero estatal, Walter Patrón Bacab.