Loading

Financieramente, el Gobierno estatal ahoga al Ayuntamiento

Fuertes golpes a las finanzas del Ayuntamiento con un recorte total de 114 millones de pesos han aplicado el Gobierno del Estado, lo que podría impactar las prestaciones de los trabajadores municipales. Por ello, la alcaldesa Biby Rabelo de la Torre responsabilizó a la gobernadora Layda Sansores San Román y al Gobierno Federal de las próximas reducciones presupuestales.

El primer golpe fue la reducción de 25 millones del presupuesto del 2022 por un ajuste del 2021; el segundo fue el recorte del IEPS de combustibles por nueve millones de pesos y otro golpe bajo del gobierno fue la reforma a la Ley de Vialidad para recortar la recaudación de 50 millones de pesos.

Por la modificación a dicha Ley, solicitó al Gobierno del Estado que transfiera de acuerdo a lo que dice el artículo 115 constitucional, el recurso humano, los materiales, los financieros y la infraestructura para que el Ayuntamiento se haga cargo al 100 por ciento del tránsito y la vialidad del Municipio de Campeche.

“Esta reforma ya se aprobó de alguna manera a modo en el Congreso del Estado, con la finalidad de seguir dañando la hacienda pública municipal”, acusó la alcaldesa señalando que las acciones que ha encabezado Layda Sansores San Román afectan a los campechanos, porque la alcaldía no tendrá como responder a las demandas ciudadanas.

Adelantó que se avecina otro golpe más al Municipio con la privatización del Transporte Urbano Municipal, y aunque reconoció que no está dentro de las competencias del Ayuntamiento, pidió que se conserve el trabajo de los operadores, mecánicos y demás personal.

“Si eso va garantizar que todo esté mejor y las familias estén mejor, adelante, pero que tomen en cuenta y que me garanticen a mí como Municipio que las 60 familias que hoy laboran en el TUM van a ser reinstaladas para que no se queden sin el sustento que el día de hoy tienen”.