Loading




Critica CMIC más apoyo a foráneos

OPACIDAD DEL MUNÍCIPE PABLO GUTIÉRREZ EN LA ENTREGA DE OBRAS   

La entrega de obras a una empresa foránea fue por ideología partidista, pues detrás del concurso de pavimentación hubo aparente “mano negra”, ya que extrañamente nadie se inscribió cuando lo que pedimos como constructores es trabajo.

Recriminó lo anterior Miguel Salgado Morales, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) de Carmen, y lamentó la forma opaca en que el Ayuntamiento a cargo de Pablo Gutiérrez Lazarus entrega estos procesos, a sabiendas de la crisis que atraviesan los constructores locales.
“Hacen falta de obras en el Municipio, y el edil Gutiérrez Lazarus otorga las pocas que hay a empresas foráneas, sólo por ideologías partidistas, manteniendo su cerrazón con los organismos empresariales”.

Al salir a la luz pública el alcalde otorgó contrato superior a los 20 millones de pesos a la empresa yucateca Sistindacema TMX, de la que es socio Ángel Antonio González Escalante, alcalde panista de Temax, Yucatán, el dirigente de los constructores criticó la forma en que este Gobierno concede licitaciones.

Desde que salió la convocatoria en febrero pasado —explicó Salgado Morales—, sólo acudió Sistindacema TMX, después fue la visita al sitio de los trabajos, presentó propuestas y finalmente le entregaron el fallo, es decir, inexplicablemente acudió en solitario.

Normalmente las empresas saben cuándo una obra está redireccionada, y si deciden inscribirte simplemente te van a descalificar, ya que los dados están “cargados” hacia la favorita, aseveró el líder de la CMIC.

“Si de por sí son pocas las obras que comienzan a ser concursadas en el Municipio y dan preferencia a foráneos, con lo cual impiden que la derrama económica se quede en la ciudad, entonces vamos de mal en peor”.

Atribuyó lo anterior a la falta de apertura del Gobierno Municipal hacia los constructores organizados carmelitas, y en general para la sociedad, ya que todos se quejan de la cerrazón con que actúa Pablo Gutiérrez.

Nos pega la forma en que el munícipe ordena asignar obras públicas, porque al final de cuentas él resulta muy beneficiado al hacer negocios con empresas foráneas, y toda la utilidad se va a otras partes desdeñando al carmelita, expuso Salgado Morales.

“Esta acción contradice el discurso de Pablo Gutiérrez de apoyar a los empresarios locales, promover el desarrollo del Municipio y generar oportunidades de crecimiento económico, debido a que la derrama no se queda en la Isla”.

El sector de la construcción atraviesa por un período complicado por falta de obras, tanto públicas como privadas, y muchas han tenido que buscar oportunidades de contratos en otras entidades.

La única forma de que las cosas cambien sería que los tres órdenes de Gobierno volteen a ver al empresariado local, y permitan que las obras y acciones las desarrollen empresas radicadas en la Isla, de lo contrario, persistirá este “malinchismo”, finalizó Salgado Morales.

Historia Previa

PABLO DESAÍRA A LOS CONSTRUCTORES LOCALES

Historia Siguiente

Quince meses sin obras
error: