Loading




Temen que gente del edil Pablo regrese a destruir las viviendas

“Tenemos miedo de que regrese gente del alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus a destruir las viviendas donde hemos vivido más de 30 años”, señalaron familiares de Candelaria Casanova Cabañas, al protestar en el Palacio de Gobierno para exigir justicia, al correr el riesgo de perder su patrimonio.

Habitantes desalojados de un predio en la Isla, regresaron a la sede oficial de la capital del Estado portando manta con la leyenda:
“El presidente municipal de Carmen, Pablo Gutiérrez Lazarus, ha demolido nuestros predios y nos quiere despojar de nuestras propiedades, nos niega permisos de construcción a pesar de tener escrituras. Todo en contubernio con el notario Jaime Antonio Boeta Tous, quien ha cometido fraude y simulación en actos jurídicos. No hay quien nos defienda, las denuncias no trascienden. Pablo Gutiérrez comete actos vandálicos, violenta nuestros derechos humanos”.

Acusaron al edil de estar detrás del desalojo en sus predios. “Estamos con el temor de que la gente de Pablo Gutiérrez regrese para destruir nuestro patrimonio, donde hemos vivido más de 30 años”, agregaron los quejosos.

En contubernio con Boeta Tous, el munícipe pretende apoderarse de un predio, pese a que tenemos documentos inscritos en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC), recalcaron.

Pidieron a la gobernadora Layda Sansores San Román no ser cómplice de la injusticia y arbitrariedad que promueve Gutiérrez Lazarus, pues están dispuestos a defender sus patrimonios.

El carmelita Moisés del Jesús Argente de la Mina, también protestó en la sede del Ejecutivo Estatal, para denunciar a la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por negarle atención para tratarle la enfermedad neurológica que padece, y dejarlo sin derechos de incapacidad y pensión.

“Mis derechos han sido vulnerados por el IMSS, desde el 2009 que empecé a sufrir crisis convulsivas de difícil control, pues debí ser atendido por un neurólogo, necesito estudios y tampoco me lo han hecho. He conseguido trabajos para mantener mi vigencia, pero no puedo trabajar”.

Con pancarta que decía: “Delegado estatal del IMSS Campeche, exijo que se respeten mis derechos y se resuelvan las faltas administrativas que ha cometido esta institución desde el 2009, cuando era gerente de proyectos de la empresa Gomiba Construcciones”.

Recordó que el año pasado fue atendido en la capital por un especialista en neurología, quien le dijo que ya no podía trabajar, pero al día siguiente que viajó a Carmen en busca de viáticos para ir a Mérida, no se los quisieron dar.

El doctor de apellido Gámez, de la Clínica 4 en Carmen, le dijo que no pueden continuar atendiéndolo porque sus derechos vencieron. “Necesito ser incapacitado o pensionado, ellos son mis padres y dependen de mí, soy su único hijo y no tenemos cómo subsistir, pues las fuentes de empleo están obsoletas”.

 

error: